miércoles, 20 de noviembre de 2013

RESEÑA DE PARTICIPACIÓN DE FIDEL BERMELLO EN PROGRAMA “RAYANDO LA MURALLA”, RADIO PRIMERO DE MAYO

La invitación llegó luego de la lectura de poesía durante la conmemoración del 56° aniversario de la Población La Victoria (sábado 2 de noviembre). En esa oportunidad leí dos poemas en medio de la presentación de mi ex-banda, Guardia Bermellón. Luego de aquello, Pablo, quién trabaja en la Radio Primero de Mayo llevando los controles del programa "Rayando La Muralla", me conminó a llevar mis poemas y música al programa. La aceptación creo que se respondió por sí sola. Para alguien como yo, un funcionario de oficina que oficia de escritor y músico, fue un honor ser considerado para estar presente en una de las radios más emblemáticas de la resistencia y la construcción del poder popular en Chile. La verdad es que llevo poco haciendo canciones con mi guitarra, lo mío siempre han sido tanto la prosa como la poesía, pero como dijo Picasso, la inspiración me sorprendió trabajando. En este sistema que priva al individuo la oportunidad de tiempo y estímulo para la creación, mediante rutinarias y jodidas jornadas laborales, el crear en favor de las masas se hace difícil, pero jamás imposible. En el curso de dos semanas hice 12 canciones de las cuales la mayoría son de temática política. El resto son canciones existenciales que brotaron no más como quien siembra indiscriminadamente cualquier tipo de semilla. Por lo demás, yo no soy o no me considero un artista, nada más snob que catalogarse de aquello cuando lo único que he hecho es tomar de la realidad un oficio para manifestar mis inquietudes. “Trabajador de la música” dijo el gran Víctor Jara. Por ahí me siento más cómodo, en este caso, de las letras y la música.



La participación se concretó el sábado 16 de noviembre donde también fueron invitados los compañeros de la Radio Manque de Rancagua (www.facebook.com/RadioManque ) y con quienes se desarrolló una grata sinergia y fluida conversación. El tema no podría ser otro que la farsa electoral del día siguiente por lo tanto la mayor parte del programa nos remitimos a exponer nuestras visiones de aquel funesto hecho. Yo defendí la postura de la abstención activa, indicando que el candidato es el mismo pueblo construyendo y organizándose en las bases; centros de alumnos, sindicatos, comité de allegados, juntas de vecino, etc. No hubo mucho rebate a mi postura que al día siguiente daría la razón ante el alto nivel de abstención que deslegitima estas elecciones y también desenmascara a este sistema económico capitalista que se han encargado de administrar tanto la derechista Alianza Por Chile como la Concertación. Entre conversa y conversa recité dos poemas y canté dos de mis canciones. En honor a la verdad los nervios me pasaron un poco la cuenta y creo que pude haberlo hecho mejor. Pero bueno, siempre he sido un tipo que no está acostumbrado a la atención y tener un auditorio fijándose sólo en ti y una audiencia a la cual responder, pues lo esperaba. Aún así creo que pude transmitir desde las trincheras en la cuales me desenvuelvo (letras y música) una posición que es la manifestación de las realidades que vive y trata el pueblo cada día, en cada jornada, en cada situación que nos toca vivir como explotados, parias y desplazados de la actividad política.


Sin duda que una experiencia como esta no es cualquiera. Llevar lo que uno crea hasta las masas es la labor de quién construya, desde cualquier línea de frente, el único arte que se pueda considerar como tal; la creación en favor del pueblo. Entonces, para este tipo, que la mayor parte del día debe crear ganancias para que un patrón siga enriqueciéndose participar en una instancia donde pueda mostrar lo que es esta visión obrera de la vida, es el mejor pago que uno puede aspirar.  La vida que se nos ofrece sólo es oportuna cuando se vive ofreciendo lo que tenemos de ella. Al dar, estamos recibiendo. Al amar, estamos recibiendo amor. Al luchar por los oprimidos, estamos luchando por nosotros mismos. Al vivir, estamos venciendo a la muerte. Al resistir estamos ganándole la batalla a la opresión. Da igual, cualquier frente es válido para debilitar los cimientos de papel de la sociedad capitalista. Cualquiera puede mirarse las manos y ver qué puede hacer por la lucha contra este sistema, cualquiera puede tomar un lápiz, una guitarra, un pincel, o simplemente su tiempo para vivir haciendo, vivir dando a los que nada tienen y que son nuestro motivo para levantarnos cada mañana y aguantar para no morirnos en la inmovilidad que sólo beneficia a quienes nos tienen endeudados, amarrados, esclavizados a ídolos de barro, embobados con la anticultura televisiva y la desinformación.

Espero que muchos más se atrevan a romper la vergüenza, el miedo y la desidia porque estoy seguro que así llenaremos las radios y las calles de voces rebeldes, disidentes y otorguemos la esperanza a un pueblo que necesita elevar su moral para algún día vivir mejor y los jóvenes puedan elegir su camino sin tener que buscar los trabajos mejores pagados sino cómo vivir una mejor vida siempre dándonos a nuestra clase.

Fue una linda experiencia, ya lo dije y lo repito. Y creo que nunca podré dejar de decirlo. La llevo conmigo y agradezco a los compañeros que siguen combatiendo desde las antenas insumisas de una población que aún, a pesar de todo el bombardeo en la dictadura y esta pseudo democracia, sigue de pie gritando lo que se le ha negado históricamente al pueblo chileno, nuestro pueblo.



®Fidel Bermello








VIDEO DE LA ACTIVIDAD:

1 comentario:

Fidel Bermello dijo...

Hola amigos, les quería pedir por favor eliminar esta reseña de su página. Soy Fidel Bermello y lo pido por motivos personales. Muchas gracias por su comprensión y gestión. Saludos.